lunes, 9 de diciembre de 2013

Hype: Motorama

Desde Rusia con furor

Está siendo un final de año muy duro para algunos de los que amamos la música y vivimos lejos de Madrid o Barcelona. Tuvimos que quedarnos mirando cómo pasaban delante de nuestras narices, entre muchos otros, The National (que no tocaron en Barcelona, ¿aire de Primavera Sound? Por favor, y gracias), Daughter y, por último, Motorama.

http://elindiesonlospadres.blogspot.com.es/2013/12/hype-motorama.htmlEs muy probable que a los más, Motorama no diga nada... y es normal. Son un grupo que hace post-punk, lo que de por sí no atrae demasiado a las masas desde que se pasara el boom de hace unos años (cuando de repente Ian Curtis se convirtió en el ídolo, dios y héroe de todo quisqui). Por si no fuera suficiente, son rusos. ¿Conocéis a muchas bandas que vienen de Rusia? Diría que no. Entonces, hace falta preguntarse por qué Motorama está despertando tanto interés por toda Europa. Es muy sencillo: porque son geniales. Igual podría decirlo de otra manera, pero ¿para qué perder el tiempo? 
Ahora viene la segunda parte, en la que os preguntáis por qué, si son tan geniales, no los habéis oído en la vida. Las razones pueden ser varias. Motorama, en su primera etapa, no contaba ni tan siquiera con sello discográfico. Regalaban su música y se hicieron conocer a base de Facebook, YouTube y el boca a boca de quienes los descubrían. Aún ahora, que sí han sido fichados por un sello discográfico, tienen su material a la venta y han conseguido dar conciertos en países en los que nunca habían tocado antes, Motorama sigue siendo una realidad para pocos. Quizás se deba también a la filosofía de la banda: en una entrevista que mi amado indiespot ha realizado al frontman del grupo, Vladislav Parshin, éste ha afirmado que "hay grupos realmente buenos que nadie conoce, y algunos grupos de mierda que son muy famosos" y ha añadido además que "no quiero que seamos populares si para eso tenemos que ser un grupo de mierda; es mejor ser desconocido y mantenerte fiel a ti mismo”. Olé tú.

Lo que sí puedo decir es que la semejanza con Joy Division es más que obvia, pero me estaría quedando muy corta: se trata de algo mucho más evolucionado. Es un sonido que mezcla la estética típica de la new wave con toques de dream pop y consigue así unas melodías mucho más accesibles y bailables. Un sonido no tan oscuro como el de los míticos de Manchester. Pero no hay que dejarse engañar por esos ritmos tan pegadizos y cucos: sus letras sí que son muy fieles al género que hacen. Son duras, oscuras y, en su mayoría, tristes.

Motorama hacen una música excelsa, que recomiendo particularmente para cualquier situación.

Aquí tenéis una de mis favoritas, que deja bien claro cuál es el punto: te la pones y quieres mover el culo en la silla mientras estás en el trabajo, cantar mientras conduces o bailotear mientras estás en el tren de camino a tu casa. Pero el mensaje es igual de claro: "our traveling, our traveling is over" (nuestro viaje, nuestro viaje se ha acabado). Esperemos que el de ellos, no.

No hay comentarios:

Publicar un comentario