viernes, 13 de diciembre de 2013

Con U de Ultrarouge

La semana pasada, curioseando en la página de Facebook de Velvet Club Málaga, en busca de un buen plan para el jueves, descubrí que tocarían Ultrarouge. Y no, no los conocía. Movida por la intriga que me suscitan grupos emergentes o poco conocidos, decidí buscar algo de su música.
Cuál fue mi sorpresa cuando vi que en YouTube solo hay una canción de estudio. Así que eché mano de Spotify y Deezer, que rara vez me fallan, y no me fallaron.

Es prácticamente imposible averiguar algo sobre Ultrarouge, salvo que es el nuevo proyecto de Thalia Be (malagueña con raíces parisinas), una femme fatale que no es nada nueva en esto de la música.
El álbum es una extraña pero deliciosa mezcla de pop, rock, electrónica delicada y suave y chanson française.

El panorama musical malagueño tiene qué ofrecer, sí. Sin embargo, a la hora de la verdad, ofrece demasiado poco. Afortunadamente no es este el caso. Su primer disco, publicado en marzo de este año, se titula Ultrarouge y ha sido una más que agradable sorpresa. El LP se deja escuchar fácilmente, rebosa personalidad y tiene como claro objetivo provocar un cosquilleo por el cuerpo de quiénes lo escuchen. Así que, auriculares y Ultrarouge una y otra vez, en bucle.

En vivo también merecen mucho la pena, la verdad. Consiguieron hacer un buen espectáculo pese al reducidísimo espacio a su disposición (se han visto palcos más grandes en la feria de Torremolinos) y, sobre todo, a pesar de la acústica. Yo no acabo de entender esto de una nueva Velvet con una acústica que en otros tiempos se hubiera calificado de puerca, pero que hoy dejaremos en decepcionante. Y no me odiéis, pero hay que darle al César lo que es del César, y a Dios lo que es de Dios.
El caso es que miré a mi alrededor más y más veces y me encontré con un público de edad entre los veintipocos y los cincuentitantos, todos disfrutando de un show probablemente inesperado.

Diría que Ultrarouge es un proyecto hecho a medida, para ajustarse a la perfección a la imagen de power woman de Thalia. Pero mentiría. Lo cierto es que Ultrarouge ya no es un proyecto, es una realidad.

Ultrarouge - Ma Recette


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario