lunes, 3 de marzo de 2014

¿¿Que L.A. son de Mallorca??


Hacía mucho tiempo que buscaba algún grupo que no conociera y que me enganchara. Desafortunadamente, no encontré ninguno después de Temples (es decir, desde agosto 2013). Hasta la semana pasada. 

Como sabréis, Málaga se ha subido al carro de los festivales de música independiente (¡gracias, Señor!). Me puse a mirar el cartel confirmado hasta ahora y vi a unos tales L.A.. El nombre me sonaba de haberlo visto en algún sitio, pero nunca me paré a escucharlos. A cosas hechas, os puedo asegurar que he sido una gilipollas.

Me los puse en Deezer y empecé por el final, es decir, por canciones de su último álbum. Arranqué con "Dualize", del homónimo LP, y me moló. Mucho. Como no sabía absolutamente nada de la banda, pensé que se tratara de un grupo de Estados Unidos. El estilo musical es claramente de ahí y el acento, os lo aseguro, es totalmente creíble. ¡Hasta las pintas que tienen parecen de estadounidenses! Pero en realidad son mallorquines.

No sé si os lo dije alguna vez, pero durante muchos años le tuve una tirria considerable a la música independiente española. Porque a J no se le entendía cuando cantaba, porque Sr. Chinarro era demasiado oscuro y lo-fi para mi gusto y porque todos los que vinieron después eran poco más que una copia mal lograda de éstos. Encima, esa manera de cantar a lo noise que tienen, consiguiendo solo que parezca que están constantemente asqueados, incluso cuando le cantan al amor. Las cosas han cambiado. Al menos por lo que respecta a Los Planetas y a Sr. Chinarro. Gente como Lori Meyers o Vetusta Morla siguen pareciéndome de lo peorcito. El día en que cambie de opinión, me tragaré encantada todas y cada una de mis palabras. Sin embargo, pese a mis repetidos esfuerzos, ese día aún no ha llegado.

L.A., sin embargo, han querido alejarse del sonido tan típico y muchas veces demasiado monótono del indie pop rock patrio. No me deseéis el mal: sabéis que es así, mamarrachos.

Los de Mallorca empezaron con Heavenly Hell, que es un disco muy popero y de ritmo contagioso. Es el típico pop rock estadounidense de toda la vida, pero sin caer en el un sonido más propio de una banda de instituto. "Crystal Clear", "Perfect Combination" o "Microphones And Medicines" podrían incluirse muy tranquilamente en una película de Hollywood. "Elizabeth" es de las que en un concierto te hace canturrear "ooooooh - ooooooh - ooooooh" en cuanto haya un hueco. Personalmente, me encanta "Evening Love", que juguetea con una música disco muy setentera. Un disco muy fácil de escuchar... en bucle, hasta volverte majara. ¿La única pega? No me queda claro qué hace ahí en medio "Pain Relieving", que no pega nadita con el resto del álbum. 



Siguen con el EP Slnt Film, con un sonido más evolucionado, más adulto. No os perdáis "Over And Over", "Older" y "Hangin' On a Wire". ¡Melodías románticas dónde las haya! Hasta el acento mejora con respecto al primer trabajo. Una evolución genial en todos los aspectos.


Y finalmente aquí estamos con Dualize, su último trabajo en el que todo es mucho mejor que nunca. El acento da todo el pego, el estilo es más unificado y las melodías se han alejado un poco del pop para aceercarse al folk estadounidense. El álbum entero es de los que se suele decir que están que te cagas. La batería está siempre muy presente, la guitarra tiene sus momentos de protagonismo en los puntos más oportunos, los sintetizadores son tan suaves que apenas se nota que están ahí, aunque sin ellos nada sería lo mismo. Las letras también han visto una evolución considerable, ahora son más profundas y, al fin, muy íntimas. El trío inicial "Dualize", "Oh Why?" y "Rebel" está lleno de sentimiento y dan la sensación de que el que protagonista quiere luchar y sigue teniendo esperanzas. Pero "Pictures On The Wall" echa todo abajo: una gema preciosa en la que reina la melancolía y que es quizás mi favorita en absoluto de este disco. Me resulta muy difícil elegir canciones a recomendar de un álbum que es una maldita hermosura, pero me limitaré a dos más: "Under Radar" y "All Those Silences".


L.A. usan recursos típicos de varios estilos de rock y quizás me diréis que no son muy innovadores. Pero entre tanta innovación, tanto experimento y tanta competición para ver quién hace la música más rarita, estoy que pego saltitos cada vez que encuentro algo como L.A., que me recuerda por qué hace más de 20 años que escucho música rock.

No hay comentarios:

Publicar un comentario